Un concepto innovador, un diseño cuidado y un incansable trabajo de investigación han hecho posible The Glass Concept. Lola Palacio ha conjugado la funcionalidad con la estética en un producto único, la pizarra de vidrio rotulable y proyectable. Hoy con su idea patentada, The Glass Concept está presente en las paredes de las grandes multinacionales españolas y se exporta ya a México y Colombia con afán de llegar a todo el mundo. Lola se ha anticipado a las necesidades y está encantada de la acogida que su proyecto ha tenido en Galicia.  No en vano, acaba de ser reconocida con el accésit a la innovación en la II edición del Premio Joven Empresario de la comunidad gallega.

– ¿Cómo habéis recibido este reconocimiento a la idea más innovadora del año y qué significa en vuestra corta trayectoria?

Para The Glass Concept es un orgullo recibir este galardón. Es una recompensa al esfuerzo que ha realizado todo el equipo para desarrollar nuestro proyecto. Sobre todo si tenemos en cuenta que todo ha sucedido en tan sólo un año, un periodo relativamente corto en la vida de una empresa, pero muy intenso .

– Diseño y funcionalidad parece que son vuestros aliados pero ¿cuál es la verdadera filosofía de The Glass Concept?

The Glass Concept es puro I+D. Ofrecemos un producto altamente funcional y ecológico. Mi background profesional como ingeniera industrial e interiorista me llevó a diseñar y producir unas pizarras de vidrio que además de compatibilizar varios usos, fuesen decorativas. Actualmente nuestras pizarras están en los espacios de trabajo de las principales multinacionales, ahora nuestro objetivo es conquistar el mercado internacional (ya nos encontramos exportando a México y Colombia)

– El vidrio magnético proyectable y rotulable es vuestra gran apuesta que comercializáis y habéis patentado. ¿Cómo fue el proceso hasta llegar a este resultado?

Efectivamente ha sido todo un proceso fruto de la experiencia y de la inquietud, la que nos ha llevado a anticiparnos a las necesidades, cuidado al máximo la estética.

Hace poco leí que Henry Ford el inventor del motor de coche dijo “si le hubiera preguntado a la gente qué querían, me habrían dicho que un caballo más rápido”

The Glass Concept no es sólo vidrio magnético y rotulable, también es proyectable y retroiluminable. Trabajando en proyectos de arquitectura interior para las oficinas de grandes compañías, encontré la necesidad de diseñar paneles de comunicación que no sólo fuesen funcionales sino también estéticamente integrables en espacios en los que la forma y el color juegan una baza muy importante.

– ¿Qué aplicaciones útiles tiene vuestro invento y qué destacaríais de él?

Nuestro perfil de cliente es el de la gran compañía y multinacional, tanto por su estructura empresarial como por su organización. En sus instalaciones disponen de aulas de formación, salas de reuniones, departamento de proyectos, tormentas de ideas….y para el desarrollo de todas estas actividades necesitan paneles de comunicación y es ahí donde entra The Glass Concept. En nuestros paneles se puede escribir, sujetar planos, fotografías o artículos, como por ejemplo hacen en las salas de redacción de los medios de comunicación, proyectar y en el caso de las clínicas también retroiluminar las radiografías.

– ¿Cómo ha sido vuestro desembarque empresarial en Galicia y cómo están respondiendo los clientes? 

Estoy encantada de ser gallega aunque sea de adopción. Galicia es emprendedora, luchadora, trabajadora y fiel. Galicia se entrega y cuando lo hace, es de verdad. Y eso para los que llegamos “de fuera” es de agradecer. Ahora cuando tengo que viajar por trabajo, ya siento “morriña”.

The Glass Concept es gallega pero como tradicionalmente han hecho los gallegos está preparada para que sus productos lleguen a cualquier parte del mundo.

– ¿Qué ideas innovadoras tenéis en mente o que proyectos de futuro para 2013?

De momento están en el cocedero aún, nuestro laboratorio de ideas sigue trabajando, ese no tiene horarios ni días festivos,en breve lo conoceréis, de momento es un embrión.

– Haciendo balance de vuestra experiencia emprendedora, qué consejos daríais a los jóvenes emprendedores que tienen una idea y que quieren ponerla en marcha en el 2013?

El camino del emprendedor es durísimo, y más en los tiempos que corren, pero cuando ya no puedes más, hay que agarrarse a algún cabo, puede ser una fotografía, un antepasado, una emoción… y levantarse de nuevo. En mi caso, pensar en mi abuela, una gran empresaria para aquellos tiempos difíciles de la guerra civil ha sido mi mayor guía.